Publicado en el diario «La Nueva España» el 08 de Junio 2010

JIN, una pequeña empresa de 15 empleados, desarrolla una junta de grafito y teflón que reduce la contaminación industrial

Ni el grafito se usa sólo para las minas de los lápices ni el teflón sólo para recubrir sartenes. Y, si no, que se lo pregunten a Carmen Charterina Melero, responsable comercial de la empresa Juntas Industriales y Navales (JIN), que ha desarrollado con esos dos materiales una junta que evitará las fugas contaminantes en procesos industriales. Un invento en proceso de patente que ha desarrollado una empresa de Somonte que cuenta con tan apenas 15 trabajadores. La investigación y el desarrollo no están sólo al alcance de los gigantes.

Esta empresa familiar, fundada en 1972, presentó su nuevo desarrollo en el Foro del Sector Metal, que se celebró la semana pasada en Gijón. JIN decidió crear hace tres años un departamento de I+D a medida de la empresa. En esa fecha se incorporó a la compañía la ingeniera química Marta Rodríguez Pin, a cuyo trabajo se deben en gran medida los nuevos desarrollos de la empresa, la junta citada, que se denomina Eco Gasket.

«Con estas juntas se evitan las emisiones contaminantes a la atmósfera por fugas. Antes se usaba amianto para las juntas. Con el tiempo se sustituyó por cartones, que no resisten el vapor ni los gases y que son permeables. El grafito es el único material para juntas que resiste el vapor, y el teflón no es permeable a los gases», explica Carmen Charterina.

Este invento lo han desarrollado realizando ensayos en colaboración con proveedores, y han logrado ayudas públicas para comercializarlo. La empresa de Somonte, que en la actualidad factura un 20% en Asturias, un 70% en el resto de España y sólo un 10% en el extranjero, espera incrementar las exportaciones con el novedoso dispositivo, cuyo proceso de patente está ya en sus últimos trámites.

«Es un producto que nos está ayudando a amortiguar la crisis, porque nos diferencia de nuestra competencia y mejora los productos que había disponibles hasta ahora en el mercado», añade Charterina. La empresa no se ha dormido en los laureles tras desarrollar este invento. Ahora tiene entre manos otro proyecto para evitar las fugas de fluidos por las bridas que unen los distintos tramos de tuberías. La semana pasada ofrecían ambos sistemas a clientes de todo el mundo en la Feria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies